SHARE

Boston – Aunque inicialmente se esperaba una ola de frío a partir de este jueves en la noche, Boston ahora podría recibir hasta tres pulgadas de nieve en la mañana de este viernes.

Sin embargo, lo más peligroso es que se esperan formaciones de hielo negro en las carreteras, por lo que las condiciones de las vías estarán complicadas.

“La cuestión que de lluvia pasaremos a nieve, y las carreteras estarán mojadas, por lo que al caer la nieve se congelarán completamente, y estarán realmente resbaladizas”, dijo Alam Dunham, un miermbro del Servicio Nacional de Meteorología en Taunton.

Ante esta situación, lo más recomendable es tomar las precauciones necesarias, salir antes para reducir la velocidad, y de esa forma llegar a su destino a tiempo.

La alerta invernal estará desde las 10 de la noche del jueves hasta las 9 de la mañana del viernes.