SHARE

Frente a la puerta principal del City Hall de Boston, grupos de activistas, políticos y familias de bajos recursos económicos pidieron al Congreso estatal y al alcalde Menino buscar fondos alternativos para ayudar a muchas familias a no quedarse en la calle por los recortes a nivel federal que tendría un gran impacto en la Sección 8.

4-protestas por recortes federales

“Cuando se dan estos cortes presupuestales no se piensa en las familias necesitadas”, sostiene Juan González de Jamaica Plain NDC, uno de los activistas que participó en la jornada de protesta por los cortes federales que están perjudicando mayormente a la gente necesitada. “¿Por qué no cortan en otras áreas donde no afecte a las familias humildes?”, apunta González.

Por los recortes presupuestarios federales, la Autoridad de Vivienda de Boston ha perdido $14 millones y, según los activistas, si no se restauran estos fondos ese organismo se verá obligado a quitar a más de 500 familias la Sección 8 o aumentar la renta a unas 13.000 familias a partir de abril del próximo año.

La jornada de protesta organizada por The Mass Alliance of HUD Tenants (MAHT) contó con el apoyo de activistas y representantes de diferentes organizaciones como City Life/Vida Urbana, Committee for Boston Public Housing, Mass Association of Community Development Corporations, Budget for All Coalition Homes for Families Rosie’s Place, Chinatown Residents Association, Mass NAHRO, Mass Housing and Shelter Alliance Mary Ellen McCormack Tenant Task Force.

Magaly Troncoso, una de las activistas dominicanas, estuvo también presente pidiendo “salvar los hogares de muchas familias humildes”. La idea de los organizadores es pedir a la Ciudad de Boston financiar nuevas viviendas que sean asequibles para “evitar desplazamientos masivos”.

Políticos como el abogado Jeff Ross y el recién elegido como alcalde de Boston, Martin Walsh participaron de la jornada de protesta.

“Son muchas las familias que han logrado salir adelante con la Sección 8, si se les quita ¿cuál va a ser su futuro? Un refugio o vivir en condiciones infrahumanas”, enfatiza González.

“Los recortes federales ya son definitivos y vienen más. Por ahora una familia paga 400 dólares al mes por un apartamento que vale 1,500, pero si le quitan esa ayuda va a tener que irse a vivir a la calle”, anota.

Para obtener más información, comuníquese con Michael Kane en saveourhomes.org o llame al (617) 233-1885.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.