SHARE

Un residente de Chelsea fue sentenciado a una década en prisión por violar a una pequeña desde que tenía 6 años de edad.

Álvaro Calderón, de 33 años de edad, abusó en repetidas ocasiones desde mayo del 2014 hasta julio del 2016. Fue en ese momento que la niña rompió el silencio a los 8 años.

De acuerdo con la Fiscalía del distrito de Suffolk, la pequeña le comentó a un familiar, y cuando las autoridades realizaron los exámenes forenses, confirmaron los abusos físicos.

El individuo fue capturado en octubre del año 2016, y este lunes fue condenado a 10 años en prisión, y dos bajo supervisión judicial.

Aún se desconoce su relación con la pequeña, pero se sabe que tenía contacto directo con ella, y que las violaciones se realizaron en la casa de la víctima.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.