SHARE

Un Ferrari 250 GTO superó las expectativas y se subastó por más de 48 millones de dólares, lo que representó un récord histórico en el mundo de las subastas de autos.

El exótico auto de 1962 esperaba convertirse en el carro más caro jamás subastado, y finalmente lo logró.

Aunque los expertos habían estimado que podría venderse por 45 millones de dólares, esta ‘nave’ clásica alcanzó la cifra exacta de 48,405,000 dólares en la subasta celebrada este fin de semana en Monterey, California, durante la llamada Car Week.

La cuenta oficial en Instagram de la famosa casa de subastas RM Sotheby’s anunció la hazaña el domingo.

“El Ferrari 250 GTO, número 3314, se convierte en el carro más caro vendido en una subasta. Un nuevo récord mundial de RM Monterey”, se leyó en la publicación.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.