SHARE

Por lo menos 18 millones de dólares se han perdido en pagos a personas que recibían dinero del sistema de Welfare ilegalmente, incluso a personas ya fallecidas. Las irregularidades ya han llegado a un límite que el Congreso estatal aprobó la inclusión de fotos en las tarjetas de Welfare y la creación de un comité que se encargará de supervisar al más mínimo detalle a todos los beneficiarios.

Las nuevas tarjetas de Welfare para personas mayores de 18 años deberán tener la foto del beneficiario, salvo a personas de tercera edad y discapacitados que estarán excluidos de la medida legislativa que busca poner un alto al fraude y al uso indebido de este beneficio.

La Fiscal General Martha Coakley se propone levantar cargos criminales contra “aquellas personas que hayan robado dinero al fisco”.

Las investigaciones apuntaron que 1,164 personas estaban recibiendo beneficios del Welfare cuando “estaban realmente muertas”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here