SHARE

Por Diego Ettedgui Lacau

Pues no. Pero lo cierto es que el sensacional piloto francés de los San Antonio Spurs estuvo a punto de ser seleccionado por la organización de los Boston Celtics en el Draft del año 2001.

La historia es la siguiente: Horas antes del Draft del 2001, Parker practicó con el conjunto bostoniano y fue prometido por el propio entrenador de los Celtics de aquella época, Jim O’Brien, ser fichado si su nombre no había sido llamado para la tercera elección que la organización poseía en la primera ronda del Draft en la posición veintiuno.

Durante la selección de jugadores, la situación se presentó tal y como esperaban los Celtics: era el momento de la vigésimo primera elección y Tony Parker seguía disponible. Todo estaba en orden… el joven y prometedor piloto francés ya lucia con orgullo una gorra de la popular escuadra verde y sólo esperaba que su nombre fuese llamado para pararse y celebrar su logro, cuando repentinamente la misma persona que le había dado la gorra le dio la triste noticia de que no iba a ser elegido por los Celtics, debido a que el equipo bostoniano había decidido hacerse con los servicios de Joe Forte.

Lamentablemente para Boston, Forte terminó siendo una pésima elección, ya que sólo duró dos temporadas en la NBA, promediando 1.2 puntos y 0.7 asistencias. Mientras que Tony Parker acabó convirtiéndose en el mejor jugador del Draft del 2001 y todavía sigue demostrando su gran calidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here