SHARE
Olga Piox

Cada día es mayor el abuso por el que tienen que pasar muchas trabajadoras del hogar de origen latino. Olga Piox de Community Organizer for Domestic Workers-Foster Parent llevó a la Casa del Estado la voz de las empleadas domésticas y pidió a los legisladores la aprobación de una carta de derecho que les brinde seguridad y protección.

“Lo que estamos pidiendo son leyes que amparen a las trabajadores del hogar que, en muchos casos, son víctimas de abuso. Es urgente que se apruebe un aumento del sueldo mínimo y el pago por días de enfermedad”.

Piox y un grupo de trabajadoras estuvieron en la Casa del Estado cabildeando con los legisladores, pero dicen que “si la empleada del hogar no toma conciencia la ley va a pasar y el abuso va a seguir, tenemos que saber que hay una ley que nos protege para trabajar con dignidad y respeto y con un salario justo”.

“Muchas de las trabajadoras del hogar no hablan inglés y por ser indocumentadas son explotadas”, anota Piox.

Según la dirigente de Community Organizer for Domestic no hay un número exacto de trabajadoras del hogar.

Otro de los problemas que enfrentan es que, en muchos casos, no les dan días libres y mucho menos seguro médico.

De los tres millones de empleos en Massachusetts un tercio ha sido calificado “como malo debido a que pagan muy poco, no ofrecen seguro médico ni protección al trabajador”.

Olga Doris Sánchez explicó que durante varios años de trabajo recibió el maltrato de sus patrones que no respetaban sus derechos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here