SHARE

Desde diferentes puntos de Boston, la comunidad inmigrante salió a las calles para participar en la tradicional marcha por el Día Internacional del Trabajo e instar al Gobierno para que apruebe la tan anhelada Reforma Migratoria y pedir que detengan las deportaciones indiscriminadas de personas indocumentadas.

5-marchas dia trabajo_2

Bajo el grito de “Ni una sola deportación más”, los cientos de inmigrantes partieron desde East Boston, Everett y Revere para concentrarse en una gran manifestación en el City Hall de Chelsea en la que el gerente general de la Ciudad, Jay Ash, y el presidente de Massachusetts AFL-CIO, uno de los sindicatos más poderosos de la nación, Steven Tolman, asumieron una posición de defensa de la comunidad inmigrante “con o sin papeles”.

“No importa el color de la piel, la cultura o el origen de las personas, vamos a luchar juntos para hacer un alto a las deportaciones y lograr aprobar en el Congreso la tan anhelada reforma migratoria”, dijo Gladys Vega, directora de la Colaborativa de Chelsea, que estuvo al frente de la manifestación y que actuó de maestra de ceremonia.

Tefere Gebre, uno de los trabajadores inmigrantes de color que ha ascendido a una de las posiciones más altas en AFL-CIO, fue uno de los oradores principales de la manifestación en la que pidió al presidente Obama ejercer sus poderes para parar las deportaciones. 

Bajo su administración, se han deportado más de dos millones de inmigrantes indocumentados, lo que lo convierte en el presidente que más personas ha expulsado del país en la historia de los Estados Unidos.

“Dos millones de padres y madres están siendo separados de sus seres queridos y eso es injusto, por lo que hay que parar las deportaciones. Cada 78 segundos un padre está siendo deportado y un niño perdiendo a su madre o su padre. Basta ya”, dijo Gebre ante los gritos de apoyo de los manifestantes.

Bajo los gritos de “hoy marchamos, mañana votamos”, los activistas de los diferentes grupos étnicos se pusieron en contra de las deportaciones, señalando que cada día en los Estados Unidos unos 34,000 inmigrantes ingresan a los centros de detención para su salida forzada del país.

Los grupos de inmigrantes, sindicatos y defensores de los trabajadores exigieron también salarios justos, la aprobación del “Acta de Confianza” y de las licencias de conducir para los indocumentados en el estado de Massachusetts.

5-marchas dia trabajo_1

5-marchas dia trabajo_3

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.