SHARE

Dana-Farber Cancer Institute y el Whittier Street Health Center

El cáncer afecta a todas las personas, pero no se presenta igual en todas las comunidades.

Como la segunda causa de muerte en los Estados Unidos, más de 1,500,000 casos nuevos y aproximadamente 570,000 fallecimientos por cáncer fueron proyectados para el año 2012. Con estas cifras, las minorías sufren el más grande ataque producido por el cáncer, en cada uno de los tipos más comunes. De todos los tipos de cáncer, combinados, se presenta el 25% más alto en las minorías que en la población blanca.

Las entidades Dana-Farber Cancer Institute y el Whittier Street Health Center han formado un equipo para eliminar las desigualdades en los cuidados y prevención del cáncer en la comunidad. Después de más de una década, de alianza con el Whittier en la temprana detección y esfuerzos de supervivencia, Dana-Farber abrió una clínica en el centro de salud, en su nuevo edificio localizado en la Tremont Street.

La clínica para cuidados del cáncer de Dana-Farber y el Whittier Street Health Center en Roxbury tiene 6 salas para exámenes, amplia área para consulta y reuniones, y un cuarto para recursos de los pacientes. Se cree que es el primer espacio dedicado a la Oncología en todo el país, dentro de un centro de salud. Cada dos semanas, un miembro del grupo rotativo de 5 especialistas en Oncología permanece un día en la clínica Whittier, reuniéndose con pacientes para exámenes, consultas y reuniones educativas.

La población del centro Whittier está compuesta por pacientes de 20 países diferentes y está conformada predominantemente por personas afroamericanas. La meta de la clínica, dice el doctor Christopher Lathan, director del grupo de especialistas para Igualdad de Cuidados del Cáncer, es “cerrar la brecha” para que los pacientes de Whittier puedan hacer una efectiva transición en su tratamiento.

“En el pasado, cuando los pacientes del Whittier eran remitidos a Dana-Farber, no se presentaban a las citas”, dice el doctor Lathan, un oncólogo del tórax de Dana-Farber, quien es el nuevo director de la clínica (y también uno de los oncólogos en rotación).

“Dana-Farber ha venido buscando un cambio en este sentido, mediante el contacto con la comunidad en reuniones educativas, exámenes y otras iniciativas.” 

Los visibles letreros de Dana-Farber en el centro Whittier, que reflejan el sol en su nueva edificación, representan un ejemplo visible del esfuerzo del instituto para llevar los cuidados y educación a la comunidad.

El centro de salud, que ha estado en el mismo vecindario desde 1933, es un recurso confiable, para atender a 19,000 pacientes cada año en sus cuidados primarios y otras necesidades. Está en un 50%-50% entre hombres y mujeres y es único en su clase como centro urbano de salud, donde tradicionalmente es difícil tener pacientes masculinos.

“No solamente estamos concentrados en coordinar los cuidados en este edificio, a través de un comprensivo programa, sino también con los pacientes externos referidos”, dice la presidenta del Whittier, Federica Williams, quien también es una de las dirigentes de Dana-Farber.

“Aquí los pacientes pueden ver el compromiso de Dana-Farber para solucionar las desigualdades en los cuidados de salud. La detección temprana es una prioridad, al tiempo que unimos a las personas y les ayudamos a navegar en el sistema. Queremos construir una comunidad alrededor de ellos. Nadie debe enfrentar a solas el cáncer”.

Estrechar la interacción entre los oncólogos de Dana-Farber y los internistas del Whittier es otro beneficio clave.

“Cuando usted pueda traer ese tipo de experiencia dentro de un centro de salud de un vecindario, eso es de gran valor”, dijo Mark Drews, Director Médico asociado del Whittier.

“Podemos aprender de cada uno, y dirigir a los pacientes dentro del sistema, con mayor facilidad”.

Un caso relacionado se presentó reciente, cuando un paciente de Whittier Street Health Center, con diagnóstico de cáncer de próstata, llegó a Dana-Farber. El doctor Lathan lo atendió en la sala de espera, y dijo más tarde: “Pude ver que el hombre realmente confió en mí, y eso fue porque primero nos vimos en el Whittier”.

Para más información visite www.espanol.dana-farber.org
y www.wshc.org o llame a Athene Wilson-Glover al teléfono 617-632-4860.

 

Más Sobre Dana-Farber

Dana-Farber Cancer institute es un afiliado principal de la Facultad de Medicina de Harvard y está dentro de los investigadores líderes y centros de cuidados en los Estados Unidos. Es miembro fundamental de Dana-Farber/Harvard Cancer Center (DF/HCC), designado como un centro comprensivo por el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here