SHARE

Alba Ortiz perdió la emisora de radio que tenía en su pueblo al caer como “castillo de naipes” la torre donde se encontraba la antena

Antioquia, Colombia.- Alba Ortiz, una joven mujer colombiana, dueña de una emisora de radio, que viajaba a su “amado terruño con el corazón apachurrado”, según dice, por la emoción del retorno vio derrumbar todos sus sueños y el de muchos de sus vecinos como consecuencia de un vendaval que arrasó con viviendas, iglesias y tumbó postes de energía y árboles, en seis distritos de Antioquia, Colombia.

A través de un emotivo video que lanzó por las redes sociales donde muestra un gran sentimiento de tristeza, Alba Ortiz señala que la torre donde se encuentra la antena de la estación de radio que “es altísima se vino abajo y allí te das cuenta que no eres tan fuerte como crees, esta tragedia de la naturaleza te marca la vida en un instante y no entiendes porque ocurren estas cosas en el mundo. No la entiendes, pero pasan”.

Aquí puedes ver el emotivo video de Alba Ortíz.

Vendaval se lleva casas, iglesias, postes de energía y árboles.
Vendaval se lleva casas, iglesias, postes de energía y árboles.

Alba Ortiz lo perdió todo como muchas familias en los seis municipios afectados por la ola invernal de los últimos días en Condoto, Chocó. Los organismos de socorro continúan ofreciendo atención y las autoridades finiquitan los detalles para comenzar a entregar las ayudas humanitarias de diferentes partes del país.

Es terrible encontrarse con su casa en el suelo, escuché llamadas de mi hermano llorando y diciendo que lo había perdido todo, que se había quedado sin nada. El vendaval se llevó el techo de su casa y arrasó con todo lo que tenía”, relata.

Alba Ortiz cuenta que viajaba a Valdivia, municipio ubicado al norte de la provincia de Antioquia, cuando comenzó a recibir llamadas de familiares y amigos. “Llamé a mi emisora de radio y le pedí a uno de los locutores que saliera a las calles, y las fotos que me envió me llenaron de tristeza, todo era una tragedia, gente llorando porque lo había perdido todo”, anota.

Según el secretario del interior, Bismarck Carileño, hay más de 500 familias damnificadas hasta el momento, por los daños en sus viviendas.

En los municipios de Quibdó, Istmina, Condoto, Andagoya, Río Iró y Lloró, la población recibe alimentación y atención médica, mientras se define cómo será su reubicación y encuentren soluciones para sus viviendas. “Me duele que mi familia corazón de pueblo esté pasando por esta tragedia”, concluye.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.