SHARE

La Casa Blanca dijo que el presidente Trump firmó el memorándum presidencial para enviar tropas de la Guardia Nacional en misión a la frontera sur. En el memorándum, Trump destacó que “la seguridad de Estados Unidos está en peligro por un aumento drástico de la actividad ilegal en la frontera sur”.

“Durante las administraciones de los presidentes George W. Bush y Barack Obama, la Guardia Nacional brindó apoyo a los esfuerzos para asegurar nuestra frontera sur. La crisis en nuestra frontera sur una vez más exige que la Guardia Nacional ayude a asegurar nuestra frontera y proteger nuestra patria”, dice el memorándum.

El anuncio de esta medida lo había previamente el miércoles la secretaria de de Interior, Kirstjen Nielsen.

“El presidente ha determinado que el Departamento de Defensa y el de Seguridad Interior trabajen juntos con nuestros gobernantes para despegar a la Guardia Nacional a nuestra frontera suroeste”, dijo Nielsen en la Casa Blanca.

La decisión se produce después de días de furor público por parte de Trump sobre la política de inmigración, durante el cual ha tuiteado sobre la legislación de inmigración en el Congreso, una caravana de inmigrantes que atraviesa México y lo que él llama leyes débiles fronterizas.

Nielsen, sin embargo, dijo que los detalles del plan todavía estaban siendo resueltos y que no llegarían el miércoles.

“Mientras que los planes se finalizan, es nuestra expectación que la Guardia Nacional despliegue personal en apoyo a la misión de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza”, dijo Nielsen. “No daré más detalles hoy”.

La secretaria agregó que no quería “adelantarse” a los gobernadores estatales que tendrán voz en el despliegue de tropas, pero dijo que sería similar a los esfuerzos similares del pasado.

“Va a ser fuerte, serán tantos como sea necesario para llenar los vacíos de hoy”, dijo.

Desde la aprobación del paquete de gastos del gobierno para el año, que incluyó 1.600 millones de dólares para seguridad fronteriza pero solo unas pocas decenas de nuevas construcciones de barreras fronterizas y una cantidad casi igual de rejas de reemplazo, Trump ha criticado al Congreso por negarle más dinero.