SHARE

El presidente Donald Trump dijo el martes que ha ordenado al Departamento de Justicia que proponga regulaciones que prohiban las existencias de adaptadores, conocidos como “bump stock”, que permiten disparar más rápido en armas como las AR-15.

“Podemos hacer más para proteger a nuestros niños. Debemos hacer más para proteger a nuestros niños”, dijo Trump durante el anuncio en la Casa Blanca.

Esta es la primera vez que el mandatario habla sobre una posible regulación de armas, aunque en este caso se tratas sólo del “bump stock”, los cuales se volvieron famosos porque fueron utilizados por el tirador de Las Vegas en octubre de 2016, donde murieron 58 personas y hubo más de 500 heridos.

Trump afimó que le pidió al fiscal general Jeff Sessions para aclarar si esos dispositivos son ilegales según la ley actual.

“Ese proceso comenzó en diciembre y hace unos momentos firmé un memorando que ordena al Fiscal General que proponga regulaciones para prohibir todos los dispositivos que convierten las armas legales en ametralladoras”, dijo Trump el martes. “Espero que estas regulaciones estén finalizadas, Jeff, muy pronto”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, afirmó que habrá más acciones en los próximos días.

“Tengo entendido que la revisión se ha completado y se llevará a cabo un movimiento en breve. Pero el presidente, cuando se trata de eso… el presidente no respalda el uso de esos accesorios”, afirmó Sanders.

La decisión se toma tras la masacre en Florida, donde murieron 17 personas y resultaron 14 más heridas, lo que desató una movilización de los sobrevivientes, quienes convocan a una marcha nacional el 24 de marzo a Washington para que se refuerce el control de armas.

En Massachusetts hace pocas semanas entró en vigencia una prohibición similar, pero aún a nivel federal no se hay una ley que derogue el uso de estos dispositivos.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.