SHARE

Análisis del significado de las suspensiones en MLB

Por Diego Ettedgui Lacau

Siempre he dicho que las Grandes Ligas, sin los jugadores latinos, es como comer un huevo sin sal. El sabor, alegría, picante, carisma, emoción del juego siempre la ponen los peloteros de habla hispana tanto con el guante como con el bate. En las mejores jugadas de la jornada vespertina de ESPN rara vez no figura un latino, en los momentos importantes de un partido cerrado uno de nuestros ‘criollos’ siempre responde, y los más queridos por gran parte del público son los hispanos.

Sin embargo, después del caso Biogénesis ¿Cómo se percibirá la actuación de un latino en las mayores? De los doce beisbolistas suspendidos a principios de esta semana, ¡los doce son latinos! Desde jugadores muy bien establecidos y con buena jerarquía en las Grandes Ligas hasta muchachos que están todavía en las ligas menores.

Esta situación es realmente entristecedora, lamentable y vergonzosa por las siguientes razones:

• Crean una falsa imagen o mala reputación acerca de los peloteros latinos en general, donde se ven perjudicados hasta los que siempre han hecho las cosas bien, razón por la cual algunas personas tienden a dudar en los números que ha puesto David Ortiz este año y la Triple Corona de Miguel Cabrera la temporada pasada, por poner solo dos ejemplos.

• Y aún más importante, para muchos niños estos peloteros latinos son sus ídolos. Muchos padres permiten que sus hijos tomen la vida de estos toleteros como ejemplos a seguir, pensando que sus niños aprenderán valores y virtudes, cuando en realidad -a través de sus malas decisiones- envían un mensaje que incita al no esforzarse y a hacer trampa para lograr sus metas.

Los peloteros latinos que han sido capaces de mantener una carrera pulcra en la gran carpa son dignos de admiración porque ellos realmente entienden que no se trata de poner las mejores estadísticas, sino de valorar el poder que tienen sobre otras personas y utilizarlo positivamente, dentro y fuera del terreno de juego, con el fin de guiarlos por el camino correcto.

Hay una frase muy cierto que dice “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y hasta que todos nuestro talento latino entienda que no se trata de poner su nombre en alto, sino el de su país y que primero viene el trabajo colectivo que el individual, seguiremos teniendo días negros como el del lunes, no nada más en el beisbol, sino en cualquier otro ámbito de trabajo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here