SHARE
Massiel Torres Ulloa le pone “acento” al Hyde Square Task Force. (Foto Natalia Aponte, El Mundo Boston)

Acentos espesos/Thick Accents presenta: Massiel Torres Ulloa

Por Yara Liceaga

Boston – Massiel tiene el ánimo vivaracho que caracteriza gran parte del caribe, ese que se asocia al clima soleado, los días de monte y playa y el junte de amistades y familiares. Como tantos otros y tantas otras inmigrantes, cuenta Massiel Torres Ulloa que llega a Estados Unidos con parte de su familia en busca de mejores oportunidades para su desarrollo económico y personal.

Salir a los 16 años de su Santo Domingo natal junto a su hermana y su madre a Massachusetts representó para la joven un enfrentamiento con su realidad de inmigrante: recién graduada de escuela superior con deseos de estudiar una carrera universitaria que por excesivamente costosa no pudo darse sino hasta años más tarde; con la imposibilidad de trabajar debido a su edad y estatus migratorio pero con la necesidad de hacerlo; habiendo aprendido inglés gracias a los esfuerzos de su madre y la escuela, pero temerosa de practicarlo. Aquel sentimiento de alienación que vivió los primeros años a causa del retraimiento social que conlleva evitar vínculos por resistir comunicarse en otro idioma lo recuerda ahora con la certeza de que exponerse para vencer el miedo es esencial para sobrevivir en este país.

Foto Natalia Aponte, El Mundo Boston

“Todos los lenguajes tienen su valor” asegura Torres Ulloa, recién aceptada en el programa de maestría de Lengua y literatura romances de la Universidad de Harvard, mientras conversamos sobre cómo se le da socialmente un valor mayor al inglés que a cualquier otro idioma. “Para mí la cortesía es lo más importante” insiste, aunque recalca que con los años y la práctica “no me siento tímida frente al inglés.”

Como becaria de la “AmeriCorps Massachusetts Promise Academic Enrichment” en el Hyde Square Task Force, la joven se asegura de poner en práctica como educadora aquellas enseñanzas que las diferencias culturales le hicieron vivir y que fue trabajando junto a sus mentores quienes la apoyaron e impulsaron a continuar expresándose durante sus años de estudio en Bunker Hill Community College y Emerson College cuando pudo comenzar estudios universitarios. Ahora practica lo aprendido para que aquellas y aquellos adolescentes recién emigrados que atiende a diario puedan desarrollarse de manera saludable e integral.

Foto Natalia Aponte, El Mundo Boston

Para Massiel, su inclinación particular por la escritura la llevó a desarrollar a través del blog Yo soy Bau un espacio de discusión y reflexión sobre la realidad dominicana de adentro y fuera de la isla. Con el blog, la joven se ha ido haciendo de un lugar importante para abordar temas urgentes como los derechos reproductivos de las mujeres o la realidad política de la República y con ello ha ido ampliando su mirada crítica y su posición como comunicadora que reside fuera del país. Reconocida en 2016 por la ciudad de Boston con el “Boston City Council Award for Dedication to the Dominican Community” y por este periódico en 2017 como mujer joven exitosa en “El Mundo Boston Latino 30 Under 30”, Massiel se prepara para su nueva etapa como estudiante graduada con el deseo de continuar aportando a la comunidad dominicana en EU siempre con sus vínculos con la isla bien nutridos.

Acentos espesos/Thick Accents es posible gracias al financiamiento del Programa de “Creative City” de “New England Foundation for the Arts,” con fondos de la Fundación Barr y con el apoyo adicional de la Fundación de Boston, además cuenta con el apoyo del “Egleston Square Main Street” y el “MIT Community Innovators Lab”.