SHARE
Los rostros de las siete personas ajusticiadas en Venezuela adornaron las instalaciones del Consulado del país suramericano en Boston.

Boston – El consulado de Venezuela en Boston amaneció este jueves cubierto de fotografías de cada una de las siete personas abatidas por el gobierno de Nicolás Maduro en El Junquito, localidad ubicada en las afueras de Caracas.

Con esta protesta, los venezolanos alzan sus voces para denunciar las violaciones sistemáticas de los derechos humanos, así como la ausencia de un estado de derecho, motivos por los que solicitan una intervención humanitaria.

“Queremos denunciar que el régimen de Nicolás Maduro está violando los derechos humanos de todos los venezolanos. La masacre de los inocentes en el Junquito demuestra que en Venezuela no hay derecho a la vida, tampoco habrá derecho a los votos ni a las elecciones”, manifestó David Bonyuet, un activista venezolano.

Jairo Lugo, Lisbeth Montilla, Óscar Pérez, José Pimentel, Daniel Soto, Abraham Lugo y Abraham Agostini fueron asesinados el pasado 15 de enero dentro de una vivienda, y los videos publicados por Pérez, quien lideraba el grupo rebelde, se volvieron virales porque pese a que gritaba que se iban a entregar, fueron ajusticiados por las fuerzas del estado.

Este hecho atroz ha sido calificado tanto por los miembros de la oposición como los gobernantes de otros países, como una masacre.