SHARE

Por David Bonyuet (@DBonyuet)

Para el observador desprevenido, la situación en Venezuela es insólita: un gobierno democrático en constantes protestas; un país rico con profunda escasez y denuncias de violaciones de derechos humanos.

6-articulista

¿Cómo empezó todo?

La ideología socialista tuvo su encanto al rescatar a los pobres y ponerlos como una prioridad de gobierno ofreciendo servicios directos: la misión Barrio Adentro llevo médicos a los necesitados; Mercal llevó alimentos a precios subsidiados a los barrios; la misión vivienda ofreció viviendas económicas a familias humildes, etc.  Ciertamente hubo un mejoramiento a la clase más desposeída. 

¿Entonces por qué la problemática en Venezuela?

Aunque muchos beneficios se han proveído, la realidad es que el manejo doloso de los recursos fue mayor.  El gobierno adoptó una política de expropiaciones despiadadas donde empresas enteras fueron arrebatadas a punta de dedo. La mayoría de los productos actuales que escasean eran producidos en el país anteriormente por una empresa privada que al ser confiscada dejo de funcionar.  Los ejemplos sobran: Aceites Diana, Lácteos Los Andes, Café Madrid, Cementera Cemex, etc.   Algunos hatos también fueron expropiados total o parcialmente, lo que ha llevado a la destrucción agropecuaria.  El resultado es que Venezuela ahora importa la mayoría de sus alimentos. El apoyo a las Misiones de Barrio Adentro significó una desmejora al presupuesto de los hospitales los cuales son los verdaderos centros de atención.

El gobierno ha implementado políticas al margen de la ley como son las alianzas cívicas militares que han armado a un grupo de civiles.  La mayoría de estos colectivos armados operan en los barrios más pobres constituyéndose en un centro de poder de coacción. Estos grupos armados fueron denunciados como elementos de represión social, pero las fuerzas policiales jamás investigaron.  

La actual administración lleva 14 años y se han mantenido bajo cambios cuestionables de la Constitución que les permite la reelección indefinida y de elecciones amañadas. Durante las elecciones del 7 de octubre de 2012 y del 14 de abril de 2013 se hizo notoria la influencia de estos colectivos que presionaron a los ciudadanos en los centros de votación para votar por el gobierno. 

Las actuales protestas surgieron por una protesta estudiantil que se realizó en el Táchira por la creciente criminalidad.  En aquel entonces los colectivos secuestraron a una estudiante y amenazaron con violarla.  Esto despertó la solidaridad de otras universidades que alzaron su voz de protesta a la impunidad y que exigían el desarme de esos grupos paramilitares. El resultado actual es que Leopoldo López está preso y María Corina fue destituida de la Asamblea Nacional. En Venezuela no existen los poderes independientes.

¿Pero que le importa esto a América?

Hay una violación masiva de derechos humanos que van desde la tortura de 60 ciudadanos, el encarcelamiento de 2,100 ciudadanos y 41 muertos.  La censura de noticias en el país impide que los venezolanos puedan enterarse de la realidad.  El bloqueo ha incluido disrupciones al servicio de internet y cortes eléctricos en ciudades enteras. 

Existe el peligro de que la impunidad venezolana se convierta en una epidemia que contagie otros gobiernos.  Colombia ha sido particularmente influenciada por la cercana afinidad ideológica de las FARC y el socialismo. La realidad es que el fenómeno venezolano está siendo imitado en otros países rápidamente: Ecuador ahora explora la reelección indefinida; Zelaya lo intentó en Honduras y fracasó, pero lo sigue intentando.  Venezuela está usando su petróleo en EEUU para comprar simpatías.  También financia en otros países a candidatos y presidentes afines: Bolivia, Nicaragua, Brasil, Uruguay y Argentina están siendo influenciados. Los casos de amedrentamiento a la prensa y a los medios en Latinoamérica se han incrementado así como también los casos en que el poder Ejecutivo se extralimita.

Venezuela no es un caso aislado: ¡América está en peligro!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.