SHARE

Yamilette tuvo el privilegio de hacer el primer lanzamiento ceremonial minutos previos al partido de los Medias Rojas con los Orioles en el Fenway Park.

Por Yadira Betances

9-estudiante Lawrence_1A

Boston, MA – Yamilette Espada de Lawrence dijo que seguirá viviendo sus cinco minutos de fama durante el tiempo que pueda. Después de todo, no hay muchos niños de 13 años que puedan presumir de lanzar la primera bola en el histórico Fenway Park, ante una multitud de 37.762 fans, como lo hizo ella el pasado 24 de junio antes del juego de los Medias Rojas con los Orioles.

“Yo estaba muy, muy nerviosa, pero también muy feliz porque es un privilegio lanzar la bola en el juego”, dijo Yamilette, que está entrando al octavo grado en la Academia Esperanza en Lawrence.

➥ Luz Salas felicita a su hija Yamilette Espada después tirar el primer lanzamiento ceremonial antes del partido de los Medias Rojas en el Fenway Park el pasado 24 de junio.
➥ Luz Salas felicita a su hija Yamilette Espada después tirar el primer lanzamiento ceremonial antes del partido de los Medias Rojas en el Fenway Park el pasado 24 de junio.

“Fue como, ‘Wow!’ Fue demasiado rápido. Quería también que durara más. Cuando me fui a casa estaba tan cansada. No fue hasta el día siguiente que supe lo que había sucedido, que fui parte del Latino Youth Recognition Day patrocinado por El Mundo y los Medias Rojas”.

Antes de su momento inolvidable, 19 estudiantes de Lawrence y dos de Lowell fueron reconocidos en el campo del juego por sus logros académicos por los jugadores Hanley Ramírez, Pablo Sandoval, Xander Bogaerts y Eduardo Rodríguez.

Los estudiantes de Lawrence vinieron de las escuelas Up Academy Oliver, Spark Academy, Up Academy Leonard, Bruce, Wetherbee, Parthum Middle, South Lawrence East, Arlington, Guilmette y Frost Middle. Los alumnos de Lowell eran de la Escuela Secundaria Stoklosa.

En el acto estuvieron el alcalde de Lawrence Daniel Rivera; el representante estatal, Frank Moran; el héroe de la Maratón de Boston, Carlos Arredondo; la presidenta nacional de ALPFA, Yvonne García y Darío Collado, responsable del desarrollo corporativo del Hospital Infantil de Boston Children’s Hospital Trust.

Ese fue el primer juego de Yamilette, quien jamás había ido al Fenway. Lo más destacado fue ver a su jugador favorito, “Big Papi” David Ortiz que bateó un jonrón. “Me levanté de mi asiento, aplaudí y grité tan fuerte, fue genial”, dijo Yamilette.

Ella ganó la oportunidad de tirar el primer lanzamiento después de haber sido seleccionada entre un grupo de estudiantes durante un desayuno en Fenway. Yamilette leyó su discurso sobre la superación del Trastorno por Déficit de Atención e Hipertensión (ADHD) y el síndrome de Marfan, una enfermedad genética que afecta los tejidos del cuerpo.

Recordó su primer día en la escuela Esperanza como uno lleno de temores y de lágrimas y dijo que su ansiedad de fracasar creció. Ella venía de ser objeto de burla en su escuela anterior. Aquí es cuando comenzó a llorar. “Lloré de impotencia, frustración y tristeza”, expresó.

Las cosas comenzaron a cambiar cuando su profesor de matemáticas Caitlin Bixby no sólo le enseñó matemáticas sino que le enseñó a priorizar su trabajo, a organizarse, a participar en la clase compartiendo su opinión y haciendo preguntas.

“Estoy muy feliz y agradecida de que se esté reconociendo a mi hija. Ella lucha más que otros para hacer su tarea, pero ella ha hecho que nos sintamos orgullosos”, dijo la madre de Yamilette, Luz Salas.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.